Doble de Milla Jovovich pierde el brazo y demanda a “Resident Evil: Capítulo Final”

Olivia Jackson, doble de Milla Jovovich en la última cinta de la saga de zombies Resident Evil, sufrió un terrible accidente mientras grababa una escena de acción.

Resident Evil ha sido una de las sagas fílmicas más exitosas de los últimos tiempos del subgénero de zombies. Milla Jovovich se consolidó como estrella del cine de acción con estas películas; sin embargo, la doble de la actriz rusa ha denunciado a la productora de la popular cinta ya que quedó terriblemente afectada mientras hacía una de las escenas interpretando a "Alice".

Este hecho sucedió durante las grabaciones de "Resident Evil: Capítulo Final" en setiembre de 2015, cuando Olivia se preparaba para grabar una escena de lucha, hecho que relató a "The Hollywood Reporter".

Sin embargo, a último momento le dieron la orden de cambiar dicha escena por otra que implicaba mayor riesgo haciendo uso de una motocicleta cuando el clima no era el más adecuado para hacer ello. Tenía que conducir el vehículo a gran velocidad con dirección hacia la cámara que colgaba sobre una grúa. Se suponía que esta tenía que elevarse antes que la doble la alcanzara, pero esto no sucedió.

Esto causó que Jackson se estrellara contra la cámara que nunca llegó a elevarse. El choque provocó un corte que atravesó el hueso del rostro como de su antebrazo. Además de ello, sufrió lesiones en la mejilla que dejaron sus dientes en exposición.

El shock del impacto produjo que la doble de Jovovich fuera inducida a un coma por dos semanas. Sin embargo, esto no impidió que terminara perdiendo el brazo izquierdo el cual fue amputado.
En ese periodo, Jackson revela que los productores hablaron a su esposo y le aseguraron que se harían responsables en su totalidad por los costos devenidos de su cuidado médico y rehabilitación. Pero, al poco tiempo, reveló, esto no se cumplió.

Ante esto, la doble de Milla Jovovich decidió entablar una demanda contra el productor Jeremy Bolt, el director Paul W.S. Anderson, alegando incumplimiento de contrato, fraude, así como no asumir la totalidad de sus gastos tras el fatídico accidente, del cual solo llegaron a cubrir 33 mil dólares, así como asegurar que dicho accidente la dejó imposibilitada de realizar, de por vida, el trabajo que venía haciendo.

Uno de los extractos de la demanda afirma lo siguiente: "Si estos hechos los hubiera sabido la demandante, ella nunca hubiera aceptado a participar en 'Capítulo Final' o, como alternativa, se hubiera hecho cargo de obtener seguro adicional por su cuenta. Además, ella ya había asegurado un rol como de los protagonistas en la 'Mujer Maravilla', así que no necesitaba el trabajo".

En su momento, la propia Milla Jovovich se manifestó por la situación que padeció Olivia Jackson con la cual se sintió muy solidarizada. En una entrevista con el portal "Collider", la actriz que personifica a "Alice" en la saga Resident Evil comentó:

"Lo que le pasó a Olivia fue una pesadilla, simple y sencillo. Paul estaba llorando en el teléfono, y yo en los quince años que lo conocía, nunca lo había escuchado llorar, digo, fue lo más importante por lo que he pasado, por lo que Paul ha pasado y todos los que hemos estado en estas películas hemos presenciado".

Milla Jovovich agregó: "Ese accidente no debió suceder, es una de las tomas más comunes que hay en una moto: manejas en línea recta y la cámara te pasa por encima, todos los miembros lo han hecho en comerciales para autos. Están investigando lo que pasó con la cámara, pero eso nunca debió pasar".

Sin embargo, el accidente de Olivia Jackson está lejos de ser el único que presenció las grabaciones de "Resident Evil: Capítulo Final". De hecho, Ricardo Cornelius quedó aplastado por un vehículo el cual se descubrió no estaba bien asegurado. El doble murió. Asimismo, en penúltima cinta de la saga de zombies, se sabe que otros 16 extras quedaron seriamente heridos.

No hay comentarios.

Qué te parece esta información?

Con tecnología de Blogger.