¿Meghan Markle hizo llorar a Kate Middleton por el vestido de Charlotte?







Una anécdota nunca contada del día de la boda de la actriz y el Príncipe Harry refuerza los rumores de una mala relación entre las duquesas.

Los tabloides británicos se hicieron una panzada con la sorpresiva noticia de que el Príncipe Harry y Meghan Markle se mudarán a una casa en el castillo de Windsor, lejos del Palacio de Kensington, la residencia oficial de William, Kate Middleton y sus tres hijos. Los rumores sobre una mala relación entre las duquesas no tardaron en llegar, y ahora se sumó una escandalosa historia sobre la boda de Harry y Meghan que hasta ahora no había salido a la luz.


Según publicó el Daily Telegraph, semanas antes del gran casamiento, Kate llevó a su hija Charlotte, 3, a una prueba de vestido. La cita resultó caótica porque la novia no estaba conforme con el traje que iría a lucir la nena, que formó parte del cortejo. Las demandas de la actriz fueron demasiado para Middleton, que había dado a luz a Louis, su tercer hijo, hace apenas unos días (el nene nació en abril y la boda fue en mayo), y abandonó el lugar llorando, acongojada por las críticas de su cuñada.

Desde entonces, según indica el tabloide, las mujeres pudieron superar el incidente, pero la relación no volvió a ser la misma.

El día de la boda, la princesa Charlotte, que recién había cumplido 3 añitos, fue una de las estrellas del evento junto a su hermano George, 4, y estaba hermosa con su vestido de Givenchy, la misma casa que se encargó del look nupcial.

Esta semana se supo que en 2019, Harry y Meghan estrenarán nuevo domicilio."El duque y la duquesa de Sussex, que se preparan para la llegada de su primer hijo, quieren mudarse a la casa de Frogmore, en el castillo de Windsor, a comienzos del año que viene", informó el palacio en un comunicado.

Desde su compromiso en 2017, la pareja vive en Nottingham Cottage, que forma parte del histórico palacio de Kensington, residencia oficial también de William, de su esposa y de sus tres hijos, George, Charlotte y Louis.

La casa de Frogmore, un edificio de dos plantas que data del siglo XIX, se encuentra dentro del castillo de Windsor, a unos 30 kilómetros al oeste de Londres, donde se celebró el matrimonio de la pareja el 19 de mayo último. "Windsor es un lugar muy especial para Sus Altezas Reales, y se muestran muy agradecidos de que su residencia oficial vaya a estar en la finca", indicó el texto.


Fuente: tn.com.ar


Con tecnología de Blogger.