Sarah Jessica Parker es acusada por joyería por no devolver joyas









La joyería Kat Florence alega que la actriz se quedó con US$127 mil en joyas.


Sarah Jessica Parker es acusada por la joyería Kat Florence, de haberse quedado con unas joyas que le fueron solamente prestadas, cuando ella trabajó como imagen de la firma.

La relación laboral entre la actriz y la firma de joyas se fracturó, ya que la compañía se quejó de que Parker había incumplido el contrato. Por su parte ella asegura que no lo hizo, simplemente se negó a hacer actividades adicionales que no estaban contempladas en el contrato, y por lo tanto no estaba obligada a hacerlo.

Kat Florence exige a la actriz el pago de unas joyas que le fueron prestadas por dos meses, pero Sarah Jessica Parker no las regresó desde 2016, por lo que la firma le requiere el pago de las mismas, valoradas en 127 mil dólares.

Al respecto, Parker asegura que después de una sesión de fotografía, la compañía le prestó esas joyas para que las usara en alfombras rojas y otros eventos para promoción de la firma, y que ella las quiso regresar, pero no se las aceptaron.

Fuente: labotana.com



Con tecnología de Blogger.