Paulina Rubio: "No voy a matar nunca a la niña que llevo dentro"









En pleno resurgimiento del pop mexicano gracias a fenómenos como la serie "La casa de las flores", Paulina Rubio regresa con su primer álbum en 7 años, en el que dice besar "al reguetón con lengua", y anticipa una gira por Europa en 2019 para seguir postulándose, a sus 47 años, como "la chica dorada".

"Yo soy Peter Pan. No voy a matar nunca a la niña que llevo dentro", anuncia la artista en una charla con Efe celebrada hoy en la capital española, país que visitará "más que antes" en los próximos meses.

El motivo principal es la promoción del undécimo disco de estudio de su carrera, "Deseo" (Universal Music), que se lanza mañana y que ha sido noticia, entre otras razones, por abrirse al reguetón y a los ritmos urbanos latinos en muchas de sus canciones.

"Soy artista y las etiquetas son para quitártelas. Puedo darle un beso al reguetón, con lengua y todo", afirma Rubio (Ciudad de México, 1971), que ha colaborado en sus nuevas canciones con artistas como el venezolano Nacho en "Desire (Me tienes loquita)" y el español Juan Magán en "Late mi corazón".

Prevenida sobre los resquemores que aún genera en muchos oídos este género, criticado por el uso habitual de letras machistas, invita a escuchar sus nuevos temas, carentes de ese cariz, y concede una prórroga a las composiciones de algunos de sus compañeros.

"Me encantan. Son divertidas. El arte es para hacer lo que uno quiere y yo no voy a hablarte mal del reguetón, porque es mi amigo y a mí me cae bien", concluye sin perder la sonrisa, a pesar del "jet lag" y de que las obras de Madrid no le han dejado dormir.

En estos días promociona el tema "Suave y sutil", cuyo videoclip "estará listo en muy poquitos días" y que ha sido compuesto junto a Xabi San Martín, de La Oreja de Van Gogh, que se convertió en uno de sus colaboradores habituales tras el celebrado tema "Ni una sola palabra".

"'Suave y sutil' es una canción muy cinematográfica, muy Paulina en su rock pop, en su nata. A mí no me recuerda a 'Ni una sola palabra', pero me gusta mucho cómo explico eso de ser una mosca pegada al caramelo", destaca sobre su actual sencillo.

Rubio, que en los últimos años se ha limitado musicalmente al lanzamiento de dos temas sueltos, "Mi nuevo vicio" junto a Morat y el reguetón "Si te vas" (ambos incluidos en esta producción), volvió a experimentar además la maternidad hace dos años gracias a su segundo hijo, Eros.

En este punto, cabe preguntarle si alguna vez se ha planteado una retirada temporal de la música: "En mi vocabulario no utilizo el 'nunca'. Me debo a mi público y espero retirarme cuando la muerte me separe de ustedes, como Frida Kahlo", sentencia.

"Cuando lanzas tu primer disco a los 6 años, en este momento lo que quiero es que todas las decisiones se sientan orgánicas", argumenta ante todos estos años de vacío discográfico, tras negar los rumores que en 2013, tras su participación como jurado de "The X Factor" en EE.UU., anticiparon planes sobre un disco en inglés.

Los éxitos de Paulina Rubio vuelven a estar además de moda gracias en parte al éxito de la serie de televisión "La casa de las flores", en cuyo cabaret se homenajea en clave de humor su música y el de otras "divas" del pop mexicano.

EFE



Con tecnología de Blogger.