Nicole Scherzinger y Grigor Dimitrov tienen que hacer 'malabares' para verse con frecuencia


IMAGEN AQUI






Teniendo en cuenta que uno dedica buena parte del año a viajar por todo el mundo para participar en tantos torneos del circuito profesional como le sea posible y que la otra lleva más de una década erigiéndose como una de las estrellas del pop más aclamadas, resulta comprensible que el tenista Grigor Dimitrov y su pareja, la cantante Nicole Scherzinger, hayan aprendido a armarse de paciencia de cara a las largas temporadas que deben pasar separados como resultado de sus apretadas agendas profesionales.

"Creo que un factor importante en el éxito del que disfrutamos los dos es que nos apoyamos siempre el uno al otro. La distancia y los horarios que nos impiden vernos tanto como nos gustaría son un obstáculo difícil de sortear, pero así son las cosas por el momento. Lo importante es que hemos aprendido a sobrellevarlo y lo gestionamos lo mejor que podemos", ha explicado el tenista búlgaro -afincado en Inglaterra desde hace años- a la edición británica de la revista OK!

Una visión similar de los acontecimientos es precisamente la que compartía Nicole -exlíder de la banda femenina Pussycat Dolls y exnovia del piloto de Fórmula 1 Lewis Hamilton- el verano pasado al sincerarse sobre los momentos de "soledad" y otros contratiempos que se derivan de un estilo de vida caracterizado por los viajes continuos y las jornadas de trabajo interminables.

"Cualquier persona que quiera triunfar en lo suyo debe estar dispuesta a hacer ciertos sacrificios. Se trata de hacer malabares e intentar encontrar el equilibrio entre todas las facetas de tu vida. Es muy duro, no te voy a mentir. Muchas veces me siento sola y tengo la impresión de que me pierdo muchas cosas importantes de la vida. Y creo que, a medida que te vas haciendo mayor, más complicado resulta poder compaginarlo todo", comentaba la artista en conversación con el diario The Sun.
Fuente: es-us.vida-estilo.yahoo.com



Con tecnología de Blogger.