John Travolta recurre a su jet privado para 'sorprender' a su esposa Kelly Preston









La actriz Kelly Preston (55) no ha tenido reparo alguno a la hora de revelar públicamente uno de los grandes secretos de su envidiable matrimonio con el legendario John Travolta (64), al que le unen casi treinta años de relación y, sobre todo, su condición de padres de Ella (18), Benjamin (8) y Jett, quien falleció en 2009 con solo 16 años de edad tras un fatídico episodio de convulsiones. Y es que, cada vez que necesitan desconectar del mundanal ruido, ambos no se lo piensan dos veces antes de embarcar en su jet privado y surcar los cielos.

"Creo que las mejores sorpresas que me da mi marido vienen cuando me dice que me prepare y que me monte en el avión, porque me va a llevar a algún sitio romántico para cenar. No tengo ni idea de adónde vamos, y eso es lo bonito de estar casada con un piloto. ¡Me encanta!", confesó la intérprete a su paso por el programa de entrevistas 'Watch What Happens Live!', presentado por el afamado Andy Cohen.

Antes de caer rendida ante los encantos del protagonista de títulos tan emblemáticos como 'Grease' o 'Pulp Fiction', Kelly estuvo casada con el también actor Kevin Gage durante un período de dos años (1985-87), y fue hacia el final de su matrimonio con este cuando empezó a desarrollar una irrefrenable atracción hacia el que se convertiría posteriormente en su marido y padre de sus tres retoños.

"Bueno, la verdad es que no estaba siendo un matrimonio demasiado feliz, digámoslo así. Estaba con una persona que no me convenía. Y cuando conocí a Johnny, lo tuve más claro todavía", ha aseverado en la misma conversación para, a continuación, enumerar algunos de los rasgos que han convertido a Travolta en uno de los hombres tradicionalmente más carismáticos y queridos de la industria.

"Tiene un montón de cosas buenas. Me encantan sus labios, su sentido del humor, su talento para el baile. En casa estamos todo el día bailando, y también con los niños. Nos lo pasamos genial juntos", ha comentado henchida de orgullo.

Fuente: es-us.vida-estilo.yahoo.com



Con tecnología de Blogger.