Kim Kardashian se presenta en el salón de belleza





El intenso ritmo de vida al que está sometida Kim Kardashian en su triple condición de estrella televisiva, empresaria de éxito y madre de tres niños pequeños -North, Saint y Chicago, fruto de su matrimonio con Kanye West- le ha obligado a aprovechar al máximo todas y cada una de las horas del día y, como ha confesado ahora ella misma, a emplear también las madrugadas y las noches para dar cabida a sus necesarias rutinas de salud y belleza.

"Para poder estar sana con todas las responsabilidades que tengo durante el día necesito tomarme tiempo para mí. Anoche, sin ir más lejos, me fui a hacerme un tratamiento facial a las 10. Me dije: 'Bueno, ya he acostado a los niños, ahora me toca cuidar de mí'. De verdad que necesitaba ese tratamiento, y hoy iré otra vez a medianoche", ha confesado a la revista Glamour.

A pesar de la lógica que encierran estas visitas nocturnas al salón de belleza, las hermanas de la celebridad creen que está "loca" por tratar de maximizar su tiempo hasta estos límites y, sobre todo, por el hábito que ha desarrollado Kim de levantarse a las cinco de la mañana para hacer una tempranera visita al gimnasio.

"Mis hermanas piensan que estoy loca porque estoy decidida a utilizar esas horas para hacer cosas que la mayoría de la gente no haría. También me levanto a las cinco de la mañana y me pongo a hacer ejercicio antes de que se despierten los niños", ha explicado en la misma conversación para, a continuación, volver a justificar tan sorprendentes horarios con la importancia que le otorga a su propio bienestar personal.

"Mi calendario es muy intenso, pero sigo pensando que mimarme un poco y cuidarme en todos los sentidos deben encontrarse entre mis prioridades. De otra manera, no podría garantizar mi propia salud mental. Mi estrategia es la de sacar tiempo para mí cuando nadie más me necesita, y eso puede ser algo restrictivo", ha apuntado."

Fuente:es-us.vida-estilo.yahoo.com



Con tecnología de Blogger.