"Dragon Ball Super": las diferencias entre el manga y el anime








A diferencia del anime, en el manga de “Dragon Ball Super” la historia va al grano y las peleas se resuelven con mayor rapidez. (Fotos: Toei Animation/ Shueisha)


Lo usual es que la mayoría de animes tengan como base un manga (historieta), pero con "Dragon Ball Super" es distinto, pues las versiones para TV y papel van por cuerdas separadas, aunque tienen en común la supervisión del autor original, Akira Toriyama.


Antes que nada, Akira Toriyama remite a la producción del anime de "Dragon Ball Super" los puntos clave de la historia, tras lo cual los guionistas se encargan de crear las escenas y los diálogos. En el caso del manga, quien se encarga de la adaptación es Toyotaro.

Toyotaro, quien empezó como creador de doujinshis (mangas autopublicados), publica un capítulo cada mes en la revista "V-Jump". Cada cierto tiempo su creación se edita en tomos de 200 páginas, y si bien su trama es similar a la del anime, tiene varias diferencias.

Por ejemplo, en la saga de Black Gokú, el villano jamás visita el presente y solo causa destrozos en la línea de tiempo alternativa de Trunks. Además, antes de mostrar el modo súper saiya rosa, revela que también puede utilizar el modo súper saiya normal.

Vale resaltar que todo en este manga es más rápido, pues peleas que en la serie pueden prolongarse por varios episodios se resuelven en escasas páginas, de manera similar al manga de Toriyama. Es común que el anime que adapta mangas populares alargue situaciones.
Fuente: elcomercio.pe



Con tecnología de Blogger.