Kylie Minogue en Chile con Ana Aznar y Alejandro Agag







Además de la ceremonia de entrega de los premios Goya y la celebración de la gran final de la liga de fútbol americano, este fin de semana han tenido lugar otros muchos eventos que, no por ser menos mediáticos, han estado exentos de llamativas anécdotas o imágenes para la posterioridad.

Ese ha sido al menos el caso del Gran Premio de Fórmula E que tuvo lugar ayer domingo en Santiago de Chile, una competición que, dejando completamente de lado el plano deportivo, se destacó fundamentalmente por haber sacado a relucir la curiosa amistad que existe entre la cantante Kylie Minogue y el matrimonio formado por Ana Aznar y Alejandro Agag.

Y es que muchos de los fans españoles de la diva australiana se habrán quedado ojipláticos este lunes al comprobar que la última imagen de su perfil de Instagram la retrata disfrutando de lo lindo a bordo de un bólido de carreras, uno conducido nada menos que por el empresario y yerno del expresidente del gobierno español José María Aznar.

"Después de la vuelta que he dado con Alejandro en la pista de Fórmula E de Santiago, bueno realmente después de la segunda, porque tras terminar la primera solo quería repetir", ha bromeado la intérprete junto a la mencionada instantánea.

Al margen de lo impactante de la estampa, que también ha sido compartida por Alejandro en su espacio personal, lo cierto es que el encuentro entre Kylie, Alejandro y Ana -que también estaba presente en el circuito- no fue ni mucho menos espontáneo, sino resultado de la estrecha relación que todos mantienen desde hace varios años, concretamente de cuando los tres coincidieron por primera vez en Melbourne y se hicieron rápidamente amigos.

Es necesario señalar que Alejandro es el flamante fundador de la Fórmula E -caracterizada por el hecho de que los monoplazas son cien por cien eléctricos- y que desde 2012 ha estado trabajando muy duro para conseguir inversores y anunciantes que aporten mayor categoría y relevancia internacional al campeonato. Ese mismo año, tras conocer a Kylie en el Gran Premio de Australia, logró convertirla en toda una apasionada de la disciplina y, desde entonces, la australiana ejerce ocasionalmente de embajadora oficiosa de la competición cuando tiene oportunidad.

Solo un día antes de la celebración de la esperada carrera que tuvo a Kylie como invitada de excepción, Alejandro, Ana y la afamada artista disfrutaron de una exclusiva recepción en el palacio Cousiño de la capital chilena, donde posaron sonrientes para varias fotografías y pudieron conversar largo y tendido tanto con los periodistas deportivos desplazados para la ocasión, como con los pilotos y otras figuras de referencia de la cada vez más notoria Fórmula E.

#celebridades
Fuente: es-us.vida-estilo.yahoo.com



Con tecnología de Blogger.