Stephen Belafonte quiere olvidarse de Mel B











El pasado mes de diciembre la ardua batalla legal que mantenían Mel B y Stephen Belafonte llegó a su fin con la oficialización de su divorcio y ahora lo único que desea el exmarido de la cantante es olvidarse para siempre de un año en que su nombre no ha parado de acaparar titulares y se ha visto asociado a las acusaciones de malos tratos y coacción que la madre de su hija realizó en su contra en un primer momento, para retirarlas antes de firmar un acuerdo de custodia y manutención con el que ambos dejaban atrás tan desagradable capítulo.

"Las cosas van bien", asegura el productor acerca de esta nueva etapa tras el final de su matrimonio. "Sigo adelante con mi vida. Me he divorciado, así son las cosas. Pero eso está ya en el pasado, en 2017, ahora estoy centrado en el 2018. Ya ni siquiera hablo de lo que sucedió el año pasado. De hecho, para mí no existe. No quiero seguir dándole vueltas en mi cabeza y a ella le deseo todo lo mejor. Nunca he sido de los que guardan rencor", afirma en conversación con el dominical Sunday Mirror.

Uno de los pocos aspectos positivos que Stephen encuentra a los duros meses que siguieron a su separación el pasado marzo es que le llevaron a trabajar como voluntario en un albergue para vagabundos de Los Ángeles, una labor a la que en un principio recurrió para ahogar su propia frustración, pero que finalmente le ha ayudado a convertirse en un hombre nuevo.

"En una de las ocasiones en que me estaba quejando de las mentiras que se estaban contando sobre mí, uno de mis amigos me dijo: 'Mira, aunque la gente descubrirá tarde o temprano la verdad, hay muchos que están peor que tú'. Eso me llegó muy adentro, y conocer y trabajar con personas sin hogar se ha convertido en una especie de terapia para mí", admite. "Creo en el karma y siempre he tratado de ayudar a quienes son menos afortunados que yo. Participar en obras benéficas me ayuda a ponerlo todo en perspectiva y me hace darme cuenta de lo importante que es la familia", concluye.
Fuente: es-us.vida-estilo.yahoo.com



Con tecnología de Blogger.