Marjorie de Sousa y Julián Gil quieren hacer las paces





La expareja se reunió a solas durante 10 minutos y mostraron su disposición de llegar a un arreglo amistoso.

Este 4 de enero Julián Gil y el hijo de Marjorie de Sousa, Matías, se hicieron la prueba de ADN para confirmar si el niño es su hijo biológico.

En el encuentro que tuvieron en el Instituto de Ciencias Forenses en la Ciudad de México, Marjorie de Sousa y Julián Gil han tenido un encuentro privado, a solas, donde hablaron por cerca de 10 minutos.

Mientras los abogados y su equipo esperaban en la entrada del edificio, ellos se detuvieron, y tuvieron una conversación en donde depusieron armas y, mirándose a los ojos después de meses de pelea, habrían decidido llegar a un acuerdo por el bien de los tres.

Julián Gil declaró a la prensa de su breve encuentro con Marjorie de Sousa: “Gracias a la prensa por respetar mi espacio y mi silencio. Gracias a Dios pudimos hablar en persona Marjorie de Sousa y yo por el bien de nuestro hijo Matías y el nuestro. Esperamos pronto terminar con esto”.

La ex pareja no compartió los detalles de la conversación ni con sus abogados, lo que se sabe es que ambos mostraron buena voluntad para llegar a un arreglo rápido en beneficio de Matías.

A su llegada al Instituto de Ciencias Forenses, Gil se mostró muy a la defensiva como en los días pasados, pero al salir ya no quiso detenerse a hablar porque, según él, tenía un llamado para grabar en Televisa.


Marjorie de Sousa llegó muy amable con la prensa y más relajada que en otras ocasiones y compartió algunas palabras. A su salida ya no dio declaraciones.


Fuente:labotana.com

 
Con tecnología de Blogger.