La NASA lanza por primera vez un cohete reutilizado de SpaceX





Por primera vez la NASA ha utilizado un cohete reutilizado de SpaceX para enviar materiales de investigación y suministros a la Estación Espacial Internacional (ISS, por su siglas en inglés).

La empresa de Elon Musk ha logrado lanzar con éxito desde Florida el Falcon 9, que transporta en su interior el cargamento dentro de la cápsula Dragon, cumpliendo el objetivo anunciado por la agencia espacial norteamericana hace unos días.

La NASA dio luz verde al uso de un cohete reciclado de SpaceX tras llevar a cabo “una amplia gama de evaluaciones e inspecciones de datos”. La autorización de lanzamientos de Falcon 9 reciclados se hará “caso por caso”, aunque el uso pionero de la agencia espacial norteamericana supone sin duda un respaldo fundamental para la tecnología diseñada por la compañía de Elon Musk.

“Este es el comienzo de la reutilización rápida y confiable”, aseguró Jessica Jensen, directora de la misión de SpaceX, que también ha logrado reciclar una cápsula Dragon lanzada al espacio hace dos años.
El cohete enviado hoy al espacio, que ya fue utilizado el pasado mes de junio, porta en su interior un total de 2.200 kilogramos de material, que incluye alimentos, suministros, experimentos y equipos para los astronautas de la Estación Espacial Internacional.

En los últimos días también se ha especulado sobre la posibilidad de que la cápsula Dragon llevara Star Wars: Los últimos Jedi para que desde la ISS pudieran verla el mismo día del estreno mundial.

Entre los equipos de investigación que la cápsula Dragon transportará hacia la ISS, se encuentra un sensor para analizar la basura espacial y registrar cualquier peligro de impacto, un experimento para comprobar los beneficios de producir filamentos de fibra óptica en condiciones de microgravedad y un instrumento que medirá la energía que irradia el Sol hacia la Tierra, según el anuncio realizado por la NASA.

Los astronautas de la ISS tienen previsto capturar la cápsula el domingo 17 de diciembre, una sonda que volverá a la Tierra a mediados de enero de 2018 transportando en su interior los resultados de diversos experimentos llevados a cabo en la Estación Espacial Internacional.
Fuente:globovision.com
Con tecnología de Blogger.