Chrissy Teigen se queja sobre la falta de simetría de su escote por culpa de la lactancia materna



A estas alturas, la modelo Chrissy Teigen ha demostrado ya con creces que no hay ningún tema, por controvertido o vergonzoso que resulte, sobre el que no se atreva a pronunciarse o burlarse a través de sus populares redes sociales, especialmente si la protagonista de la broma resulta ser ella misma.

Uno de sus temas favoritos a la hora de tuitear es el relativo a los cambios que ha experimentado su físico debido a la maternidad: desde quejarse porque nadie le había explicado que tanto ella como su pequeña Luna -de un año- saldrían del hospital llevando pañales tras el parto a bromear sobre cómo todo el mundo le miente al decirle que no ha ganado tanto peso en su segundo embarazo, nada parece estar fuera del límite.

Ahora la esposa de John Legend ha vuelto a hacer las delicias de todos sus seguidores al quejarse públicamente de las consecuencias que la lactancia materna ha tenido en su físico privilegiado. Como prueba, quiso compartir en su cuenta de Snapchat una imagen tomada con un dron de su escote en la que -en su opinión- se aprecia en una diferencia considerable de tamaño entre sus dos atributos.

"Vista desde arriba. Debería haberle dado de mamar de los dos pechos, sin duda", comentó junto a la imagen.

Por suerte, o por desgracia, actualmente la maniquí tiene otros problemas más acuciantes en los que ocupar su tiempo que su aspecto físico. Y es que la gestación del que será su segundo retoño junto al cantante le está provocando unas molestias más fuertes de lo habitual que, sumadas a los cuidados que requiere una niña de poco más de un año, están volviéndose un verdadero calvario.

"Me encanta estar embarazada, mucho más que no estarlo. Pero los dolores de cabeza... dios mío, qué dolores de cabeza tengo. Que alguien me ayude, por favor. Y no me digáis que tome más agua, o hierro, o tylenol, o magnesio. Lo que necesito es brujería", aseguraba hace unos días en su Twitter como último recurso para encontrar una solución.
Fuente: es-us.vida-estilo.yahoo.com
Con tecnología de Blogger.