Lorde decidió tomarse un descanso para escapar de su frenético ritmo de vida




La cantante neozelandesa Lorde (20) no ha dudado en aprovechar su regreso a la escena musical para hablar precisamente de las razones que la empujaron a abandonarla temporalmente un año después del lanzamiento de su exitoso disco debut, 'Heroine' (2014), el que convirtió a una tímida chica de 16 años en una de las grandes estrellas del universo pop. Después de comprobar como su primer sencillo, 'Royals', sonaba en las radios de todo el mundo y tras una maratoniana gira de conciertos que la mantuvieron totalmente ocupada en el verano de ese año, la intérprete decidió alejarse del mundanal ruido para recuperar la "normalidad" perdida y que tan necesaria resulta en la adolescencia.

"Ahora que lo veo todo con perspectiva, me digo a mí misma: 'Todo eso fue una pu** locura, una pu** locura'. No tenía sentido, pero me imagino que todo el mundo está como una cabra cuando tiene 16 años. Si le dices a un chaval de 16 años que se vaya a Marte para vivir allí toda la vida, seguramente se emocionará y te dirá: 'Vale, todo está bien mientras sea yo el que haga las cosas por sí mismo, que es lo importante'. Ese es el problema, que cada semana esa situación que vivía se iba convirtiendo en lo 'normal' para mí", confiesa a la revista Rolling Stone.

Otro de los motivos que explican sus numerosos intentos de mantener los pies en la tierra y no sucumbir ante las tentaciones de la popularidad reside precisamente en la profunda aversión que siente por la fama, una actitud que la reputada intérprete ya había puesto de manifiesto anteriormente y que, a su juicio, es perfectamente compatible con sus aspiraciones artísticas y con la honestidad brutal con la que se expresa sobre la superficialidad del plano más comercial de la industria discográfica.

"No soy buena a la hora de gestionar la fama. Soy escritora y compositora, eso es en lo que soy buena. Puedo crear canciones y cantarlas, pero no se me da bien vender esos sueños que genera este negocio. No soy de esas personas que salen del coche y parecen salidas de un cuento. Mucha gente podrá contar su historia a través de esas fotos, pero ese no es ni mucho menos mi punto fuerte. De hecho, yo lo odio y cada vez que me ocurre, me siento insegura y vulnerable. Me siento afortunada de no llamar demasiado la atención", explicaba en una entrevista reciente, durante la promoción de su nuevo sencillo 'Green Light'.

Fuente: es-us.vida-estilo.yahoo.com

No hay comentarios.

Qué te parece esta información?

Con tecnología de Blogger.