15 Casos de Madres Asesinas




Las siguientes mujeres fueron contra su instinto mas fuerte ¿Cómo entender a una mujer que rompe uno de los tabúes mas fuerte de la sociedad? La mayoría de las mujeres mueren para salvar a sus hijos pero para estas madres su instinto materno fue superado por su necesidad de matar.

SUSANA SMITH

En 1994, Susana Smith conmovió a todo el mundo, cuando apareció llorando en televisión, diciendo que un hombre afroamericano había secuestrado el auto con sus hijos adentro.

La noche del 24 de Octubre de 1994, Susana Smith sufría por la carta de abandono de su amante, quedando grabadas en su mente las palabras “el problema en nuestra relación son tus hijos”. Más tarde Smith colocó a los niños en la parte trasera del automóvil familiar y condujo hacia un lago. Allí, puso el auto en un barranco y le quitó el freno de mano, dejando que se hundiera con los niños. Después de un 9 días, Smith confeso el crimen.

Finalmente el 22 de julio de 1995 es encontrada culpable de los asesinatos del asesinato de sus hijos de 3 años y 14 meses y fue condena a 30 años de prisión.

WANETA HOYT



El caso de Waneta Hoyt sirvió por casi un cuarto de siglo como un permiso para matar. Respaldada por la medicina a principios de la década de los setenta, los asesinatos de sus cinco hijos se le atribuyeron al Síndrome de Súbita Muerte Infantil (SSMI).

Después de la muerte de sus primeros tres hijos el doctor Steinschneider decide documentar su cuarto embarazo para investigar dicha enfermedad -que en esa época era una enfermedad nueva-. En 1970, el matrimonio tiene a Molly su cuarta hija, quien murió y el doctor Steinschneider afirmó que el SSMI era una enfermedad hereditaria.

En Mayo de 1971, nace Noah, el quinto hijo de Waneta, y aunque el doctor Steinschneider esta convencido que es parte de una enfermedad, las enfermeras sospechan de la madre y le suplican al doctor que no dejara ir a Waneta con su bebé, el doctor las ignoró y al día siguiente el pequeño Noah murió. En Marzo de 1994, Waneta fue investigada y al ser interrogada se quebró e inició su perturbadora confesión, Waneta les confesó que esperaba que Dios la perdonara por haber asfixiado a su hijos para que ella pudiera recibir la atención que se le negó cuando era niña.

En 1998 Waneta Hoyt murió de cáncer en prisión. Esta mujer desvió las investigaciones de Síndrome de Súbita Muerte Infantil dándole una cuartada perfecta a otras madres que querían matar a sus bebés. En la actualidad de cada 1000 bebés únicamente 1 muere por SSMI.

ANDREA YATES


Andrea Yates padecía psicosis postparto, por lo que su psiquiatra le recomendó no tener más hijos, pero como ella y su esposos eran fieles devotos, decidieron tener los hijos que Dios les mandara y eso fue motivo suficiente para colapsar.

El 20 de Julio del 2001, las voces y delirios llegaron a un punto insoportable. Estaba convencida que era una mala madre y que sus hijos serian malas personas en el futuro. Para tratar de salvar a sus hijos Noah, John, Paul, Luke y Mary del infierno los ahogo en la bañera. Yates se entregó poco tiempo después y le pidió a la corte que la condenaran a la pena de muerte, pero como fue condenada “no culpable” por razones mentales; actualmente está recluida en el hospital de Kerrville.

THERESA KNORR



Después de una infancia terrible, Theresa se hundió en el alcoholismo desarrollando con ello una desmedida esquizofrenia. Encontrándose sola y con seis hijos, Knorr decidió descargar todo su odio y frustraciones en contra de sus hijas, según esta madre asesina sus hijas la estaban embrujando para verse gorda y fea.

En julio 1984, Susan Knorr escapó de casa para denunciar a su madre, pero sorprendentemente Theresa Knorr convenció a la policía de que su hija es una mentirosa. Como consecuencia Theresa le disparó a su hija; con una bala alojada en su espalda, Susan sobrevive durante una semana encerrada en el baño. Después de su recuperación, Susan le dijo a su madre que quería irse de la casa. La madre accedió con la condición que ella le sacaría la bala de su espalda, para evitar que su hija mostrara pruebas contundentes del mal trato que ejercía con sus hijas.

Con utensilios de cocina la mujer logró extraer la bala, pero por la falta de higiene y preparación Susan enfermó gravemente, dejándola prácticamente moribunda. Para ocultar el crimen, Theresa obliga al resto de sus hijos a amarrar a Susan, para quemarla viva con todas sus pertenencias en un intento de “purificación”. Después de unos meses, Theresa descargaría toda su locura en Sheila su segunda hija.

En 1985, Sheila es obligada por su madre a prostituirse para mantener a toda la familia, pero los delirios de Theresa se intensificaban más y acusó a su hija de estar embarazada y la encerró en un armario por varios días hasta que muriera por desnutrición y deshidratación. Antes de morir, Sheila le dijo a su hermana menor Terry que ella era la que seguía. Terry aterrada por la advertencia de su hermana, decidió que era el momento de acusar a su madre con las autoridades.

El 17 de Octubre de 1995, los hijos varones de Knorr son condenados a 22 años de prisión por complicidad, mientas que Theresa fue condenada a 2 cadenas perpetuas consecutivas, podrá pedir libertad condicional en el 2027.

MARTHA ANN JOHNSON


De 1977 a 1982 Martha Ann Johnson se dedicó a asesinar a sus hijos, aprovechando la cuartada del Síndrome de muerte súbita del lactante, esta mujer de 113kg se acostaba sobre sus hijos para asfixiarlos.

Johnson padecía el síndrome de Münchhausen por poderes, el cual trata de dañarse o dañar a otros para recibir atención,. Durante cinco años tuvo cuatro hijos, y todos ellos murieron en las mismas circunstancias, porque para Martha nadie recibe más atención que una madre que ha perdido a sus hijos.

El 5 de mayo de 1990, fue declarada culpable de asesinato en primer grado por la muerte de tres de sus cuatro hijos y condenada a la pena de muerte.

DIANE O´DELL



A principios de la década de los setenta, al norte de New York; Diane O´Dell es una mujer joven que se entrega fácilmente a sus deseos. Más tarde sus excesos la llevan a pasear los cadáveres de sus hijos en una maleta durante 15 años.

A la edad de 19 años, O´Dell da a luz a su primer hijo, como esta sola en casa decide matarlo y esconder el cuerpo en una maleta azul. En ese momento y durante 15 años, Diana llevaba consigo el cadáver de su hijo a todas partes. Y fue así como se convirtió en una asesina serial, si el padre no estaba mataba a su hijo. Asesinó a cuatro bebés a los cuales guardo en cajas; en cierta manera usaba el asesinato como una forma para abortar.

O’Dell tuvo 8 hijos a los cuales cuido, porque tenían un padre que se hacia cargo de ellos. 20 años después, esta madre abandonó sus posiciones en un alquiler donde encontraron las cajas con los cuerpos momificados de sus hijos. Diane O’Dell fue arrestada y testificó que todos ellos habían nacido muertos, pero después de un largo interrogatorio fue declarada culpable en 2004 y cumplir 25 años de prisión.

MARY ANN COTTON



El condado de Durham recuerda con tristeza a Mary Ann Cotton, la primer asesina serial del Reino Unido. Aunque no alcanzó la fama de “Jack el Destripador”, el currículo criminal de Cotton supera al de su inmediato predecesor. Asesinó a 21 personas, incluyendo a cuatro esposos, 11 hijos y 2 amantes.

Comenzó su carrera criminal en 1852, tras casarse con su primer marido, William Mowbray, cuando apenas tenía 20 años. Con él tuvo cinco hijos, de los cuales cuatro murieron por la conocida “fiebre intestinal”. Durante 20 años se dedicó a envenenar con arsénico a sus esposos, hijos, amantes y a sus pacientes. Los motivos que la llevaron a asesinar a sus amantes y esposos fue el dinero, mientras que el asesinato de sus hijos y pacientes fue el aburrimiento y el sentimiento de estorbo.

Mary Ann Cotton fue encontrada culpable el 24 de marzo de 1873 y condenada a la horca.

EVANGELINA TEJERA BOSADA


Quien fue hija de un prestigioso medico y reina del carnaval del Veracruz terminó tocando fondo y siendo recordada como una persona despreciable al oriente de México.

Evangelina provenía de una familia de apariencias, su padre Jaime Tejera abusaba constantemente de su madre y sus hermanos. Cuando se divorciaron Evangelina decidió quedarse junto a su padre por la posición económica que le ofrecía. En 1983, fue coronada como “La Reina del Carnaval de Veracruz”, durante su juventud se relacionaba con hombres que la maltrataban. Pero no le importaba ya que sentía que todos la amaban por las fiestas de alcohol, drogas y sexo que ofrecía.

A mediados de la década de los ochenta quedó sin el apoyo económico de sus familiares. Tuvo dos hijos pero el padre la abandono, porque no estaba seguro que los niños fueran de él. El 18 de Marzo de 1989, la ex reina del carnaval no pudo más con su situación, y tomo una decisión fatal…

Mientras su hijos dormían los cogió de las piernas y los azotó contra el piso hasta matarlos. La mujer intentó quemar los cadáveres en un horno, pero como no tenia la potencia suficiente para hacerlo, decidió enterrarlos en las jardineras de su vivienda. Evangelina fue encontrada culpable y se relacionó con un convicto durante su estadía en la prisión, fue hasta el año 2006 que consiguió ser liberada de su condena.

CLAUDIA MIJANGOS


El 24 de abril de 1989, las voces en la cabeza de Claudia Mijangos, una profesora de catequismo, interrumpieron su sueño. Estas le advirtieron que Mazatlán había desaparecido y que Querétaro únicamente era espíritu.

La mujer cogió tres cuchillos y asesino a sus hijos con un cuchillo diferente para cada niño. Al terminar los llevó a su dormitorio y se cortó el cuello, tratando de suicidarse. Sorprendentemente, Mijangos sobrevivió y fue trasladada al seguro social, cuando despertó se aferró que sus hijos estaban en la escuela. El 23 de Enero de 1992, fue declarada culpable y condenada a 30 años en el reclusorio de Tepepan, donde pasó 20 años en el anexo psiquiátrico.

Claudia Mijangos, quien antes de la fatídica noche de abril era conocida como una madre amorosa, y ahora forma parte del lado obscuro de México como “La Hiena de Querétaro”. Saldra en libertad a finales del 2019.

MAGDA GOEBBELS



“Es mejor que mis hijos mueran a que vivan en la vergüenza y el oprobio. Nuestros hijos no tienen sitio en una Alemania como la que habrá después de la guerra.”.- Magda Goebbels.

Magda Goebbels, esposa de Joseph Goebbels, el Ministro de Información y Propaganda del Partido Nazi. Las crónicas cuentan que Magda fue la única mujer que amo Adolf Hitler, hecho que podría deberse a la fascinación que el Führer sentía por la manipulación y mezquindad de la mujer. Magda tuvo seis hijos y los narcotizó a todos y luego les hizo tomar una cápsula de cianuro.

Luego se suicidó el 1 de mayo de 1945, junto a su marido. Algunas versiones dicen que se dispararon mutuamente, otras que sólo Goebbels se disparó mientras que Magda se envenenó. Lo cierto es que sus cuerpos fueron quemados para evitar ser exhibidos como trofeo.

BARBARA OPEL



Babara Opel era una madre soltera de 38 años que no daba basto con su familia, la suerte de Opel cambió cuando conoció a Jerry Duane Heiman un jubilado de 64 años con cáncer terminal que vivía con su madre con Alzheimer.

Opel y sus hijos se mudaron a la casa de Jerry, para hacerse cargo de la casa y del cuidado de su madre. Pero los planes de Barbara cambian cuando descubre que su nuevo “compañero” tiene 40 mil dólares en el banco. Y en poco tiempo comienza a planear un asesinato; pero ella no quería manchase las manos.

La mujer convenció su hija Heather Opel y a su novio Jeffrey Grote de asesinar a Jerry, a cambio de una motocicleta. El 13 de abril del 2001, Jerry llegó a su casa e inmediatamente fue atacado por Jeffrey y Heather con un bate de metal y un cuchillo. La familia saqueó la casa y las cuentas bancarias, abandonando a la madre de Jerry.

Al momento de arrestar a la familia, Barbara culpó a su hija del asesinato. Barbara Opel fue condenada a cadena perpetua, Heather a 22 años, Jeffrey Grote a 50 años. Y el resto de los hijos de Opel fueron mandados a un reformatorio hasta que cumplieran la mayoría de edad.

ANNETTE MORALES RODRIGUEZ



Aunque ya contaba con tres hijos, Annette Morales Rodríguez de 33 años, decidió fingir un embarazo para complacer a su novio. En Octubre del 2011, Rodríguez decidió perseguir a una mujer embarazada hasta que la encontró sola, la golpeó con un bate, la estranguló y con un cuchillo le extrajo y robó el feto.

Morales llamó al 911 para decir que había dado luz en la ducha, pero que el bebé no respiraba. En el hospital los forenses encontraron que el bebé había sido extraído por la fuerza del útero de la madre y los ovarios aún estaban sujetos a él. Esta mujer se esta enfrentado a una cadena perpetua por el asesinato de Maritza Ramírez Cruz y su hijo.

DEBORA GREEN




Las victimas de Debora Green eran niños inocentes a los que ella tenia que cuidar y ella simplemente los traicionó. A principios de los noventa, la familia del cardiólogo Michael Farrar y la oncóloga Debora Green era la viva imagen de la familia perfecta, pero los problemas de alcoholismo y drogadicción de la prestigiosa doctora del Condado de Johnson hicieron que su vida perfecta se les fuera entre los dedos.

Green no estaba preparada para ser doctora, a menudo discutía con sus pacientes y compañeros al punto de dejar la medicina. Las cosas empeoraron cuando su esposo comenzó un amorío, la mujer no pudo aguantar la traición y lo empezó a envenenar con ricina.

El 24 de Octubre de 1995, Farrar amenazó con llevarse a los niños. Y Debora decidió atacar la decisión de su marido con un fuerte golpe, cegada por el deseo de venganza, la mujer prendió fuego a la casa con sus hijos dentro. Tristemente sus hijos Kelly de 6 años y Tim de 13 murieron calcinados. Mientras que su hija Kate de 10 año logró escapar del fuego y llegar hasta el techo, aterrada le suplicó a su madre que la ayudara quien observaba desde el jardín el incendio. Green le gritó a su hija que se arrojara para que pudiera atraparla, pero al momento de tirarse al vacío, Green se quitó. Kate se rompió las piernas al momento de la caída pero afortunadamente logró sobrevivir.

El 26 de Octubre, es acusada del asesinato de sus hijos, de intentar asesinar a su esposo y a su hija; y por incendio agravado. Fue declarada culpable de todos los cargos y condenada a 40 años de prisión.

OTTY SANCHEZ



A esta mujer no le bastó matar a su hijo, también se lo comió. Otty Sánchez originaría de Denver, Estados Unidos, utilizó dos espadas para desmembrar a su bebé de tres semanas en el año 2009, después masticó los dedos de sus pies, comió parte de su cerebro.

Aunque al principio se habló de que lo hizo el abandonó de su marido, la investigación lanzó que sufría psicosis postparto.

GALIANA RYABKOVA



En 2012, esta mujer rusa lanzó a sus dos hijos de 4 y 7 años desde un balcón de un quinceavo piso en Moscú en Rusia. La madre de 30 años testificó que simplemente estaba harta de ellos.

Las investigaciones revelaron que días antes, la mujer descubrió que su esposo la engañaba


Fuente: mrkillzblog.wordpress.com

No hay comentarios.

Qué te parece esta información?

Con tecnología de Blogger.