Superhéroes tienen guerra tuitera






Los amantes de las grescas virtuales se preguntan: ¿hay una pelea tuitera de superhéroes? Los papeles marvelianos se han invertido y Lobezno ha recibido un zarpazo de Deadpool, una especie de venganza fría desde que en el spin off del primero se acabara, temporalmente, con la participación del segundo. A este, a su vez, aunque le costó, también le dedicaron su propia película y fue un éxito. Y en 2017 los dos coinciden en las pantallas.


El caso es que Logan es un superéxito y cuando su protagonista, Hugh Jackman, pone una foto en su Twitter rodeado de fans pequinesas, su enemigo ficticio contesta: "Estoy seguro de que eran manifestantes".

Twitter fue el escenario de las peleas de estrellas del pop, como Taylor Swift y Katy Perry. Es el lugar donde muchas estrellas, como David Bisbal, se dejaron en ridículo. Es también donde Lady Gaga lanza sus arengas a los Little Monsters y Cher dice lo que le da la gana con emoticonos y abreviaturas de adolescente. Pero en tiempos en los que Donald Trump ha decidido que también es un canal de comunicación oficial para la Casa Blanca y la nueva de plataforma diplomática, quizá para desengrasar tengamos que echar un vistazo al perfil del actor Ryan Reynolds y lo que viene tuiteando desde hace un tiempo. Así se puede contextualizar la puya contra su compañero mutante. Por un lado, como parte de una cadena de bromas internas a veces comprensibles, a veces no. Por el otro, se puede descubrir que el marido de Blake Lively tiene uno de los timelines más absurdos de la industria del espectáculo, donde da rienda suelta a un humor tontorrón con pequeños destellos de genialidad.

Sobre lo primero, se puede ver en conversaciones como la que surgió después de que una fan dibujara a Deadpool y Lobezno juntos y Jackman le contestara: “Gracias por un dibujo magnífico, aunque preferiría que Ryan no estuviera (siempre) al acecho bajo mi sombra”. “No estoy acechando tu sombra. Estoy acariciando tus vellos suaves y sombríos”, apostilló Reynolds. También se pueden leer mensajes como ese que dice: "¿Y qué si me gusta dibujar corazones alrededor del nombre de Hugh Jackman? No puedo ser un tipo duro cada segundo del día". Y, justo antes de la broma de las fans chinas, su último tuit también estaba dedicado a su enemigo ficticio, que tras compartir una fotografía de un mural de Lobezno visto en Australia, Reynolds contestó: “Yo tengo uno en el capó de mi coche. La mejor decisión que he tomado jamás”. Para los que quieran ir más allá, en YouTube se puede ver una entrevista de Reynolds a Jackman en la época de Eddie el Águila, del año pasado, y en ella el entrevistador insinuó que el entrevistado estaba robándole a su mujer.

Sobre la cuenta de Twitter de Reynolds, en la que tiene casi cinco millones de seguidores, es una grata sorpresa el festival de humor absurdo que al exmarido de Scarlett Johansson le cabe en menos de 160 caracteres, y hasta los medios de comunicación se han hecho eco de que, ya que como actor tiene sus más y sus menos, quizá sea esta greguería 2.0 el perfecto vehículo para su lucimiento.




"Fui a Disneylandia porque mi hija está obsesionada con Mickey Mouse. Se emocionó cuando volví a casa y se lo conté", dijo en una de sus bromas más tiernas. "La gente en Los Ángeles tiene tanto miedo al glúten que podrías atracar una licorería con un bagel", escribió en tono más irónico. ¿No es mejor que el 80% de los guiones que ha interpretado el actor de Departamento de Policía Mortal o El cambiazo?




fuente:am.com.mx

No hay comentarios.

Qué te parece esta información?

Con tecnología de Blogger.