LO +MÁS HOT



30 de enero de 2013

'American Horror Story: Asylum', cuando el mal te mira a la cara

Atrás quedaron los días de incertidumbre y las suposiciones sobre si Ryan Murphy conseguiría decepcionarnos durante el desarrollo de la segunda temporada de ‘American Horror Story’. Con una nueva etapa de la serie ya cerrada, podemos estar satisfechos, respirar aliviados ante lo que ha sido una muy buena “nueva” ficción y comenzar a sentir los temores ante lo que será la tercera temporada de la serie, que llegará el próximo curso, suponemos que causando la misma expectación que lo hizo ‘American Horror Story: Asylum’.
Era mucha la curiosidad que despertaba observar la renovación a la que sería sometida la ficción después de una primera temporada que nos había dejado muy buen sabor de boca. La decisión de cambiar de escenario y personajes era cuanto menos atrevida, pero el resultado final ha sido una exquisita historia que hemos saboreado en cada capítulo, sin que lleguemos a cansarnos ni a sentir ni un minuto de nostalgia por lo que fue ‘American Horror Story‘ el año pasado. Ahí se ha encontrado el gran logro que Ryan Murphy ha conseguido con su serie de terror: ser capaz de ofrecernos algo nuevo para que nos quedemos con el mismo sentimiento que nos produjo la serie en sus inicios.
Confusión, terror y una asombrosa capacidad para captar al espectador son algunos de los logros que ‘American Horror Story’ ha conseguido en sus dos primeras temporadas, a través de unas historias que se han centrado en presentarnos unos personajes sólidos de los que se ha extraído todo el jugo posible. Es otra de las cosas que la ficción ha demostrado también este año, ya que, al margen del terror, de su estética o de su puesta en escena, ha sido capaz de despertar nuestra expectación a través de sus personajes, algo que no todas las series saben mostrar y un reto que se vuelve más difícil cuando tu propósito es reiniciarte por completo con cada nueva temporada.
Y, aunque muchas de estas caras se hayan mantenido por segundo año consecutivo, la grandeza del reparto y el ingenio a la hora de desarrollar las tramas y la personalidad de cada personaje ha hecho que apenas tengamos que mirar atrás para recurrir a la comparación, inevitable recurso que a veces usamos cuando un producto tiene tanto parecido con otro. Todos nuestros prejuicios ante lo que iban a ofrecernos se esfumó la primera vez que entramos en Briarcliff, escenario principal y nexo de unión de todos los personajes que hemos visto en ‘American Horror Story: Asylum’.
No ha podido ser más acertado centrar la nueva historia en ese manicomio donde, como no podía ser de otra manera, el mal ha estado presente detrás de cada puerta, ya sea a través de los experimentos de ese malvado doctor, los crímenes protagonizados por un alterado psiquiatra o la presencia del mal en el cuerpo de una dulce monja. Pero, aunque llegáramos a pensar que esas eran las tramas principales de la serie, el tramo final de temporada nos ha demostrado que su verdadera finalidad era centrar su historia en la evolución de sus personajes principales, mostrando cómo su presencia en Briarcliff y la manera en la que se enfrentaron al manicomio les marcó para siempre.

Un férreo trío protagonista

Jessica Lange
Se habla mucho del papel de Jessica Lange, esta vez convertida en una monja que ha tenido varios frentes abiertos durante toda la temporada (sus deseos sexuales, la presencia del diablo en su institución, un médico nazi o superar su propia estancia en el manicomio como enferma). Es cierto que es una excelente actriz y que una vez más nos ha dejado maravillados, ya sea sucumbiendo a la locura o protagonizando esa escena musical que ‘American Horror Story: Asylum’ nos regaló en su tramo final. Pero no podemos olvidar que este año la actriz ha contado con la compañía de dos actores que también han brillado con luz propia.
Se trata de Evan Peters y Sarah Paulson, esta última una de la que más me ha ganado con su personaje. La tortuosa estancia de Lana Winters en Briarcliff y su posterior historia como periodista y escritora de éxito llena de sombras ha logrado que nuestras miradas vayan más allá del manicomio para observar la riqueza que escondían estos personajes. Quizá a Kit Walker le ha perjudicado esa trama alienígena, el único pero que tengo que ponerle a la segunda temporada de ‘American Horror Story’, pero también ha logrado sorprendernos y ofrecernos cosas nuevas que le han hecho desligarse de su anterior personaje en la ficción.
Uno de los pilares con los que ha contado ‘American Horror Story: Asylum’ ha sido la fortaleza que la mayoría de los personajes ha presentado a lo largo de la historia, secundarios incluidos. Todos han tenido algo que aportar y han protagonizado momentos que nos han marcado durante la temporada, convirtiendo a la ficción en una de las mejores que se han emitido durante los primeros meses del curso televisivo. Una vez más, la tensión ha estado bien manejada a lo largo de cada capítulo en particular y la temporada en general, dejándonos con esas ganas de más y llevándonos hasta ese enfrentamiento final entre Lana y su hijo, una escena que consiguió impactarme y a la vez satisfacer mis expectativas.
Observar la evolución de Lana ha sido una de las joyas de la segunda temporada de la serie. A través de este personaje hemos visto la manera en la debe enfrentarse a las consecuencias de su ambición y a los errores del pasado. Como bien recordó JudeConstance cuando ambas se conocieron (un mensaje que también está dirigido a nosotros como espectadores y que es una clara promesa de intenciones de cara al futuro), el mal le miraría a la cara si ella pretendía hacer lo mismo. Y, en esa escena final, vemos el resultado de la presencia del mal, aunque con una resolución distinta a lo visto en el pasado. En esa sorprendente escena, en la que Lana acaba con la vida de su hijo, observamos la transformación de su personaje, convertida en una mujer fría y decidida que sabe engañar al nuevo Bloody Face pese a que no pudo hacer lo mismo con el antiguo.

Una serie con personalidad

American Horror Story: Asylum 2
El episodio final de ‘American Horror Story: Asylum’ es el último ejemplo de la voluntad que tiene la ficción por ofrecer tramas refrescantes en cuanto a forma y fondo. En esta ocasión, disfrutamos de un capítulo centrado en la entrevista que Lana concede más de cuarenta años después de los hechos ocurridos en Briarcliff, donde también podemos observar los reportajes que realizó para alcanzar la fama de la que más tarde pudo presumir. Ese es un ejemplo de las libertades que ‘American Horror Story’ se toma desde su llegada a la televisión, demostrando que es una serie que pretende sorprender al espectador a través de una personalidad propia que no tiene nada que envidarle a otras ficciones actuales.
El resultado de ‘American Horror Story’ es un espectador a veces confundido y otras veces sorprendido por lo que ocurre en cada nuevo capítulo, pero siempre convencido de que lo que está por llegar no va a defraudarle. Esa es una de las razones por las que estamos ante una ficción que ha madurado a pasos agigantados, encontrando su esencia desde el primer instante y sacando a relucir su ingenio para poder volver a ella pese a mantener intacta esa promesa de renovación.
No se lo que está por venir en el futuro, pero tras dos excelentes temporadas mantengo a ‘American Horror Story’ como una de mis series preferidas del actual panorama televisivo, algo que ha conseguido con riesgo y grandes dosis de talento. Aunque mantener este logro durante tres temporadas consecutivas es un reto todavía más difícil, mis temores ante lo que Murphy nos vaya a ofrecer en la tercera temporada están reducidos al mínimo, ya que tiene mi confianza después de lo que nos ha ofrecido con ‘American Horror Story: Asylum’. Echaré de menos a JudeConstance pero tengo ganas de conocer al siguiente personaje que nos presentará Jessica Lange en el futuro. Visto lo visto hasta la fecha parece que todavía quedan ideas para seguir explotando a la gallina de los huevos de los horrores.

Compartir
Blogger
Facebook
Disqus

comments powered by Disqus

About Us

© Hot Latin Music.net All rights reserved | Designed By Scarlet López - RSS Comunicaciones